CLAVES DEL EXITO

Claves del éxito en la inversión con Productos Cotizados

Conozca las reglas básicas para invertir de forma correcta en los Warrants y otros Productos Cotizados.

1. Conocer el funcionamiento de los Productos Cotizados

Antes de invertir es necesario conocer el funcionamiento de los Productos Cotizados y para ello, Société Générale pone a su disposición un abanico de canales de formación que incluye: cursos de formación gratuitos, manual de Productos Cotizados, página web, herramientas de simulación, teléfono de atención al cliente 900 20 40 60, etc.

El inversor tiene que conocerse a sí mismo como inversor, su mayor o menor aversión al riesgo, su capacidad para desarrollar una operativa activa o tendencial, etc. El inversor tiene que llevar a cabo una planificación financiera para determinar su capacidad de inversión y seguir un método de trading. El estudio del activo subyacente y el conocimiento del producto utilizado son fundamentales.

 

2. En la operativa con Warrants, siempre tener en cuenta todos los factores

La evolución del Activo Subyacente condiciona el precio del Warrant, según sea tipo CALL o PUT. Pero es un error considerar al Activo Subyacente el único factor que afecta al precio del Warrant, porque hay otros factores que también son relevantes. El hecho de que los Warrants tengan un Vencimiento, implica que el paso del Tiempo tiene un impacto negativo en el precio del Warrant, ya que, a medida que se aproxima al Vencimiento, el potencial de generar o acumular valor del Warrant, tanto del
CALL como del PUT, desciende. La Volatilidad se define como la amplitud y la velocidad de los movimientos esperados del Activo Subyacente, y no se debe confundir con la tendencia. Es recomendable considerar la Volatilidad como una medida del riesgo, de la incertidumbre del mercado, para tratar de predecir su comportamiento futuro. Los Dividendos son un factor puntual que afecta a los Warrants, según el Activo sobre el que estén emitidos; y los cambios de los tipos de interés no tienen una incidencia notable en el precio de los Warrants, por eso no se consideran de forma recurrente. Hay un sexto factor adicional que afecta a los Warrants emitidos sobre un Activo Subyacente que cotiza en un divisa distina al Euro en su mercado de origen, y que se trata del tipo de cambio.

El inversor de Warrants siempre tiene que considerar todos los factores, para el correcto seguimiento de la inversión en Warrants y no debe considerar a la evolución del Activo Subyacente como único factor a tener en cuenta.

 

3. La selección óptima del Warrant es pieza clave

Cada Warrant es un mundo, y ofrece un potencial de beneficio y un nivel de riesgo distinto. Por tanto, la selección del Warrant en función del perfil de riesgo del inversor y del escenario de mercado esperado, es crucial. En base al Strike del Warrant y al Spot (cotización del activo subyacente) podemos establecer la siguiente clasificación en los Warrants:

WARRANT DENTRO DE DINERO (ITM), en el caso de un CALL cuando el Spot>Strike y en el caso de un PUT cuando el Spot<Strike. En estos Warrants la Delta > 50%, y por tanto, muy alta sensibilidad a las variaciones del Activo Subyacente. Tiene poca exposición a factores como el Tiempo o la Volatilidad. El apalancamiento moderado con riesgo moderado. Son adecuados para un inversor con un perfil de riesgo moderado y/o para situaciones de movimientos estrechos del Activos Subyacentes con baja Volatilidad.

WARRANT EN EL DINERO (ATM), para el CALL y el PUT cuando Spot=Strike. La Delta = 50%, y por tanto, alta sensibilidad a las variaciones del Activo Subyacente. Tienen máxima sensibilidad (en valor absoluto) a factores como el Tiempo o la Volatilidad. El apalancamiento alto con riesgo alto. Son adecuados para un inversor con un perfil de riesgo alto y/o para situaciones donde se defina tendencia (alcista o bajista), con una Volatilidad estable o creciente.

WARRANT FUERA DE DINERO (OTM), en el caso de un CALL cuando el Spot<Strike y en el caso de un PUT cuando el Spot>Strike. La Delta < 50%, y por tanto, baja sensibilidad a las variaciones del Activo Subyacente. Tienen una alta exposición a factores como el Tiempo o la Volatilidad. El apalancamiento muy alto con riesgo muy alto. Son adecuados para un inversor con un perfil de riesgo muy alto y/o para situaciones donde se defina una fuerte tendencia (alcista o bajista), con una Volatilidad creciente.

 

 4. No utilice Warrants con precios pequeños

Los Warrants son productos cotizados en Bolsa que ofrecen un potencial de beneficio ilimitado con un riesgo limitado y nunca superior a la propia inversión. ¿Cuándo un Warrant tiene un precio pequeño? 1.-Cuando está fuera de dinero (OTM) o muy fuera de dinero (deep OTM) un Warrant. Por ejemplo, suponga un Warrant CALL de Ibex 35 con Strike 12.000 cuando el índice está en 10.000 puntos. 2.- Cuando el Vencimiento está muy próximo, y por tanto, en comparación a otros Warrants con vencimiento más lejano, el valor temporal de los primeros es muy pequeño o cero. 3.- Cuando se dan las dos circunstancias anteriores, es decir, Warrants fuera de dinero con vencimiento muy próximo. Los Warrants con precios pequeños tienen una Delta pequeña, que es una medida de la sensibilidad del Warrant a las variaciones del activo subyacente, y además, una horquilla o Spread de precios muy grande en términos relativos.

 

5. Establecer una estrategia de inversión y ser disciplinado

Diseñar una estrategia de inversión en la que se especifique y justifique el nivel de entrada, el stop loss o nivel a partir del cual se debe cerrar la posición y reconocer que la estrategia es errónea, y el objetivo de beneficios, es clave. Más importante incluso, es ser disciplinado con la estrategia, tanto cuando sea ganadora como cuando tenga pérdidas. La gestión del stop loss es fundamental. Se debe invertir en aquellos Activos que presenten un binomio rentabilidad/riesgo atractivo, es decir, con un stop loss ajustado, donde el potencial de ganancias sea sensiblemente superior a las pérdidas en caso de que se llegue al nivel del stop loss. Saber invertir con un método, conlleva el poder tener unos resultados consistentes y recurrentes. Es algo que sobrepasa a la teoria de Warrants, y que debe de aplicarse a la operativa en los mercados, con independencia del instrumento financiero.

Si se opta por usar los Warrants, como instrumento de inversión, es fundamental conocer cómo funciona el producto y seguir la evolución de todos los factores que afectan al precio de los Warrants.

Un método muy extendido para diseñar estrategias de inversión es el análisis técnico, que bajo el estudio del gráfico de precios y el uso de indicadores /osciladores trata de predecir la evolución futura de la cotización de un Activo respondiendo a principios básicos como que: el precio lo descuenta todo, la historia se repite, o que los mercados se mueven por tendencias.

La inversión en Productos Cotizados requiere de conocimiento y buen juicio.

 

version : 4.32.22

LAST MINUTE Mon Jun 19 11:11:27 CEST 2017 Nueva emisión de 251 Warrants y 10 nuevos Inline cotizando desde hoy